OUR BLOG

03 Nov 2016

Vea la película y sáltese el libro

Las grandes historias vienen de todos lugares, pero muchas de éstas causan más impacto en las hojas de un libro, siendo relatadas o con la magia del séptimo arte. Es común que el libro sea considerado superior a su adaptación cinematográfica, pero veamos unos casos en que lo visual y auditivo llevaron la historia a una dimensión superior, más grande que la imaginación de sus lectores.

 

Psycho (1960)

Alfred Hitchcock llevó a la pantalla el thriller de Robert Bloch y, gracias a la extensa presentación de Marion Crane en la película, su asesinato ha pasado a ser uno de los momentos más sorpresivos del cine.

 

Jaws (1975)

La novela de Peter Benchley dejó en segundo plano el tiburón blanco que aterrorizó a los habitantes de Amity Island. Sin embargo, en la versión de Steven Spielberg el tiburón blanco, junto con sus salvajes ataques, se volvió la estrella de la película.

 

 

 

 

Stand by me (1982)

Esta película es muy querida gracias a la nostalgia que ocasiona en los espectadores este relato de aventuras en la niñez. A pesar de que la novela de Stephen King creó suspenso, el director Rob Reiner se enfocó en la relación de los cuatro jóvenes.  

 

 

 

Die Hard (1988)

Roderick Thorp fue el autor del thriller “Nothing Lasts Forever”, libro que fue adaptado a la película de Die Hard. El director John McTiernan dio un giro cómico a la narrativa y decidió enfocarse en la acción. Fue una decisión que hizo de esta película un clásico.  

 

 

Forrest Gump (1994)

Mientras que Erich Roth creó a un personaje entrañable en su novela, Robert Zemeckis se dio a la tarea de disminuir el número de aventuras de nuestro héroe para dejar solo aquellas que fueran las más emotivas y significativas para los cinéfilos.

sandiacr

Write a Reply or Comment

+506 2253-5050
+506 8772-0444
info@ifreses.com
125m norte y 50m oeste de Plaza Freses, Curridabat