OUR BLOG

22 Mar 2017

5 razones para escuchar música mientras hace ejercicio.

Varios estudios encuentran que escuchar música distrae a los deportistas de la “consciencia de su cuerpo”, es decir, del dolor que están sintiendo.

 

Aquí le damos 5 buenas razones por las que debe incluir una buena playlist en su próxima sesión de ejercicio:

 

  1. La música es un buen tipo de distracción.

Hacer ejercicio con música hizo a los participantes de un estudio menos conscientes de su esfuerzo. Tal distracción puede beneficiar el rendimiento deportivo hasta en un 15 por ciento, informó The Guardian.

  1. Una buena canción puede ayudar a mantener el ritmo.

El ritmo de la música nos ayuda a usar nuestra energía de manera más eficiente, ya que mantener un ritmo constante ayuda a nuestro cuerpo a fluctuar a lo largo de una sesión de actividad física.

 

  1. La música puede elevar el estado de ánimo.

No importa lo que pasó hace una hora, puede utilizar su música para ayudarle a escapar de la negatividad a través de su entrenamiento.

 

  1. La música pone “en la zona”.

Canalizar la memoria -o incluso sólo la emoción del cantante- aumenta el poder motivacional de la canción, y se ha demostrado que mejora el rendimiento físico.

 

  1. Te dan ganas de moverte.

Los investigadores encontraron que cuando la música posee cualidades altas, el cerebro se emociona e induce el movimiento en el oyente.

 

Y a usted ¿qué música le hace entrenar mejor?

 

Fuente: Swagger

danielperez