OUR BLOG

25 Dic 2017

5 divertidos retos para empezar el año ahorrando

Quizá ahorrar no sea lo más divertido, pero es necesario. Ya faltan poco días para que acabe el año, si quiere empezar el 2018 ahorrando, haga estos cinco divertidos retos para que no lo vea como una carga.

 

1. El reto del “no gasto nada”

Tranquilo, no es tan drástico como suena. La premisa es no gastar en cosas imprescindibles para usted.

¿Cómo funciona?

Primero tiene que hacer un registro de sus gastos y un presupuesto. Durante enero, anote todas las salidas de dinero que tenga; todas, hasta la más pequeña. La idea es que tenga bien claro a dónde van sus ingresos.  El último día del mes revise dónde están las fugas de dinero y en febrero elimínelas.

 

Este reto es ideal para personas muy disciplinadas y desapegadas de las cosas, que tienen una meta definida.

 


2. El reto de ahorro del gasto hormiga

Este reto es muy similar al anterior, la diferencia es que aquí no quitará los grandes gastos, sino los pequeños o cotidianos que prácticamente son invisibles.

 

¿Cómo funciona?

Debe hacer un registro de sus gastos y ver cuáles puedes eliminar o sustituir. Por ejemplo, comprar un café más barato en vez de ir siempre por un Starbucks.

Este reto es para cualquiera que sea honesto consigo mismo y tenga voluntad. El café, las galletas o esos antojos no son una necesidad. Cada vez que quiera hacer un gasto pequeño, pregúntese si realmente vale la pena; mejor guarde ese dinero y verá cómo reúne una suma considerable.

 

3. El reto de ahorro de las 52 semanas (al revés)

Este método de ahorro es ideal para quienes empiezan con mucha motivación y a medida que pasa el tiempo les cuesta más trabajo ahorrar. Es muy sencillo, se trata de ahorrar lo más que pueda al principio (usted mismo fija el monto), luego baja poco a poco la suma de dinero.

¿Cómo funciona?

Primero fije un objetivo, ¿por qué o para qué quiere ahorrar?

 

 

4. El reto de ahorro de los 10 colones

¿Cómo funciona?
La idea es ahorrar 10 colones todos los días. Para cumplir este reto necesita un lugar en donde depositar las monedas.


Este reto es ideal para quienes no tienen la disciplina de apartar una parte de su ingreso antes de que llegue a sus manos.

 

5. El reto de la competencia

Para cumplir este reto necesita un compañero. La lógica es apoyarse mutuamente y que la competitividad (sana, por supuesto), lo motive a ahorrar más que ese compañero.


¿Cómo funciona?

Busque una pareja o un grupo de amigos o familiares de absoluta confianza y que  tengan intereses comunes. En este reto hay dos modalidades: competencia o meta común en equipo.

Competencia: en este caso, cada grupo, pareja o persona establece para qué quiere ahorrar cierto monto de dinero y cómo planean juntarlo. Todos establecen un plazo de tiempo determinado para lograr ese plan, que puede ser de 3, 6 o 12 meses. También es importante definir un “premio” los ganadores. Por supuesto, no se trata de que el premio sea costoso,  solo funcionan como una motivación extra para ganar; por ejemplo, el equipo perdedor puede preparar la cena a los otros competidores.


Meta común en equipo: la finalidad del ahorro también se convierte en la meta común para todos, así que entre todas las personas que participen en el reto deben encontrar una finalidad colectiva para usar el dinero ahorrado. Por ejemplo, si es una familia, emprender un viaje; si es un socio, un negocio o un curso, o bien, acumular un monto alto de dinero que repartirán entre todos.  

 

Fuente: Compara Guru

 

danielperez